Hola a todos,

Hoy vuelvo con un artículo sobre uno de los pueblos de España que más me ha impactado hasta hoy: SEGOVIA, situado a aproximadamente 1h15 de la capital.

Qué decir de Segovia aparte de que es una pura maravilla, una joyita de la comunidad autónoma de Castilla y León. De hecho, con Toledo, me parece una parada obligatoria si estáis de viaje por Madrid, si pasáis por allí…

Declarada Patrimonio de la Humanidad, notamos en Segovia un peso histórico intenso y fascinante. Una alcázar majestuosa, varias iglesias, una catedral gótica impresionante, una herencia multicultural romana y medieval… Segovia no tiene nada que envidiar a nada.  Ah, y como se me podía olvidar lo más importante, la joya principal de Segovia: su acueducto.

Si venís en coche, os aconsejo dejarlo en un aparcamiento público ya que es bastante difícil aparcar. Lo mejor para mi es dejar el coche en el parking Padre Claret situado justo enfrente del acueducto. De hecho, es un punto de partida perfecto para empezar a explora la ciudad. Pagamos unos 8,50 euros para 3h30 para que os hagáis una idea de los precios.

Construido en el siglo II después de Jesús Cristo por los romanos fascina por su belleza y por su excelente estado de conservación. Os encontrareis directamente con la plaza del Azoguelo donde podréis admirar el acueducto e informaros un poco sobre la ciudad en la Oficina de Turismo si lo necesitáis.

Esa plaza es muy recomendable para probar la gastronomía de Segovia. De hecho, nosotros nada más llegar decidimos ir al mesón Cándido para almorzar. El mesón Cándido es un clásico entre los clásicos de Segovia. Se dice que hablar de comer en Segovia es hablar de comer en el mesón Cándido. El sitio es espectacular y muy autentico (paredes de ladrillos y suelos de losetas) como lo podéis ver en las fotos que siguen.

Hemos comido de maravilla. Lo más típico es pedir un asado castellano (cochinillo o cordero). Siendo vegetariana, tenía un poco de miedo de ir a este sitio pero al final me sorprendió bastante: hay varios platos vegetarianos. Probé unos pimientos rellenados rellenos de setas excelente y de postre la mejor torrija castellana que haya probado nunca y una pirámide de chocolate blanco. Os dejo las fotos inmediatamente:

En Segovia, todo está bien indicado y os podéis perder por las calles sin problema. Los monumentos imprescindibles son los siguientes:

LA CASA DE LOS PICOS cuyo nombre viene por contar en su fachada 617 picos.

LA IGLESIA SAN MARTÍN, LA PLAZA MEDINA DEL CAMPO CON LA ESTATUA DE JUAN BRAVO:

LA PLAZA MAYOR dominada por la increíble catedral que tiene un precio de 3 euros para entrar.

LA ALCÁZAR DE SEGOVIA que ha inspirado bastante a muchos castillos de DISNEY como lo podéis ver en las fotos.

LA JUDERÍA DE SEGOVIA. Un buen recorrido puede ser en las calles de la parte trasera de la catedral. También se puede visitar la Sinagoga Mayor de Segovia.

LA PLAZA DE AVENDAÑO donde se unen en acueducto y la muralla antigua para tener una vista muy buena sobre la ciudad, la montaña (la sierra de Navacerrada) y el acueducto.

LA CATEDRAL GÓTICA

La ciudad es increíble: tiene los encantos de un pueblo pequeño autentico y los de una ciudad grande con muchas tiendas, galerías de arte… Vale mucho la pena ir, de verdad!

Espero que os haya gustado esa escapada de Segovia en fotos. Nos vemos pronto para otro artículo, muchos besos y buena semana a todos.

DÓNDE COMER?

Mesón de Cándido: http://mesondecandido.es/

DirecciónPlaza Azoguejo, 5, 40001 Segovia

Teléfono921 42 59 11

MÁS INFORMACIÓN?

http://www.segovia.es/